La gente piensa que para llegar a la verdad es necesario pulverizar grandes rocas, mover montañas y dar vuelta el mundo. No es así. Verdad significa conversar con D-os sinceramente, estudiar Torá sabiendo que es de origen Divino, ayudar al prójimo de todo corazón. La verdad se encuentra en las pequeñas cosas.

Por otro lado, para mover una montaña alcanza un poco de dinamita y algunas topadoras. Para hacer una de esas pequeñas cosas, a veces se necesita una vida entera de trabajo para superarse.

Haz lo que puedas: estudiar, meditar, orar y mejorarte.

D-os ayudará para que lo que hagas sea con verdad.